• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Gerardo Alfonso le cantará al Día de la Cultura Nacional

Por Susana Méndez Muñoz
Fuente CUBARTE 20.10.2016

Concierto de Gerardo Alfonso por el Día de la Cultura cubana
Concierto de Gerardo Alfonso por el Día de la Cultura cubana

Mañana 20 de octubre el popular trovador Gerardo Alfonso ofrecerá un concierto en el Patio del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba.

Gerardo realiza con esta presentación su propio homenaje y el de su grupo al Día de la Cultura Nacional.

Una parte  del concierto será del cantautor solo con su piano y el resto con el grupo; lo más selecto de su repertorio será interpretado; antológicos temas como Sábanas blancas, Amigos, Quisiera, Giovanna, Son los sueños todavía, Dicen qué, Que suene bonito, La ruta del esclavo, Amada,  entre otros muchos entregará este comprometido artista a su público que con seguridad una vez más coreará sus queridos temas.

Este espectáculo que Gerardo Alfonso tributará  al Día de la Cultura Nacionaltendrá lugara las 8 de la noche  en el Patio del Museo Nacional de Bellas Artes de Cuba.

Una de las más bellas canciones que integrará el concierto, la   dejamos aquí para el disfrute de los lectores, una canción de varias generaciones de cubanos.

“AMIGOS”

Mis amigos eran locos de amarrar

y la clase un manicomio popular,

la pizarra era un enojo,

los cuadernos anteojos en los bolsillos de atrás.

En la época del campo era normal

el amor con las matas del platanal

y robarse los caballos

y esperar que caiga un rayo

para no ir a laborar jamás.

Y la vida nos fue separando,

los años nos fueron cambiando,

la cuesta nos hizo un lugar.

Hay amigos que veo,

otros que no sabemos su paradero, su paradero.

Hay amigos en los basureros,

amigos llenos de dinero,

amigos que están más allá.

Hay algunos que veo,

otros que no se sabe su paradero, su paradero.

Mis amigos eran dioses para mí

cuando el suelo se agrietó bajo mis pies,

cuando el amor me hizo polvo,

cuando ciego fui un estorbo,

cuando el miedo dibujaba mi fin.

Mis amigos eran locos de verdad

con la Inquisición corriéndoles detrás,

inventando mil maromas,

imponiendo nuevas modas

como faroles de la libertad.

Y la vida nos fue separando,

los años nos fueron cambiando,

la cuesta nos hizo un lugar.

Hay amigos que veo,

otros que no sabemos su paradero, su paradero.

Hay amigos en los basureros,

amigos llenos de dinero,

amigos que están más allá.

Hay algunos que veo,

otros que no se sabe su paradero, su paradero

Quizás algunos sepan de mis cantos por ahí,

quizás escapen de estos tiempos locos,

quizás la suerte les tenga unas puertas por abrir,

quizás la curda los proteja un poco.

Quizás un día no sea más tarde que temprano.

Hay amigos que duran mil años,

amigos que se hicieron daño,

que no vale la pena insistir,

hay algunos que veo,

otros que no sabemos su paradero, su paradero…

Añadir nuevo comentario