• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

El universo de la fotografía en Héctor Méndez Caratini

Por Astrid Barnet
Fuente CUBARTE 07.09.2016

Obras de Héctor Méndez Caratini
Obras de Héctor Méndez Caratini

Los latinoamericanos y caribeños somos pueblos que ejercemos el hedonismo, la sensualidad, la originalidad y la inclinación a un mundo imaginario que nos sirve de savia nutricia para el desarrollo de una civilización apegada a lo moderno, pero también para evocar con alegría y nostalgia el subconsciente de nuestras raíces identitarias.

Acerca de este universo de vida y de muerte, de luchas y redenciones, de oleadas de negros traídos desde África para, brutalmente, trabajar como esclavos y ser germen y motor de una economía colonial, se enfrenta la obra del artista del lente, el profesor puertorriqueño Héctor Méndez Caratini, quien en la habanera sede de la Casa de las Américas disertó sobre su serie fotográfica Raíces Ancestrales del Nuevo Mundo vinculada a la religiosidad popular en nuestra región.

Así en pormenorizada explicación y partiendo de elementos de religiosidad milenarios de nuestras tierras americanas –en específico de países por él visitados como Venezuela, Brasil, República Dominicana, Islas Martinicas, Haití y su país de origen, Puerto Rico--, Méndez Caratini –conocido como “Maestro de la fotografía y del arte contemporáneo boricua”--, expone en su extenso trabajo gráfico un sinnúmero de ritos religiosos ensayados en barracones, cañaverales, exteriores e interiores de muy reducidas viviendas, fabelas; deidades, dibujos ceremoniales, grabados indígenas, personas poseídas por sus santos o dioses, sacerdotisas, altares, ofrendas de cabras y de gallos de vistoso plumaje, bateyes de tierra consagrados a esas actividades; santería, banderas de santos, compendio de santos católicos fusionados con los Orishas o santos yorubas …Todo un universo de imágenes y actos donde lo pagano, lo espectacular y lo imaginario afloran conviviendo en un sincretismo doctrinal religioso (europeo católico), en ocasiones irreverente, muy propio del mundo cultural caribeño con sus mitos y leyendas.

“Este trabajo, en específico, lo realizo desde hace décadas, partiendo siempre de la memoria histórica y de nuestras tradiciones pero sí debo confesar que, siendo muy niño –tendría unos ocho años de edad--, un tío me obsequió con una cámara fotográfica marca Kodac y, a partir de ahí vinieron otras; tomaba imágenes de todo tipo: de la familia, de amigos, amigas, de mi contexto natural…y así fue surgiendo mi afición y amor hacia la fotografía. Decidí hacerme fotógrafo y, no obstante las críticas de mi padre quien apostaba por una carrera superior en aquel entonces”.

Durante su diálogo en con un grupo de académicos, profesores, estudiantes y público en general, este maestro boricua del lente confesó que, desde 1974 trabaja el tema antropológico y, en especial el negroide como origen de las tradiciones, entre otros muchos --como los problemas más relevantes de denuncia socio-política y cultural (base de Vieques) ocurridos en suelo puertorriqueño--, tesis visual y no escrita sobre toda esta experiencia documental y confeccionó una tesis que ha devenido en fecha reciente en un libro fotográfico de centenares de páginas.

Finalmente resaltó que, durante su vida profesional, ha tenido dos divisas fundamentales en el éxito de su obra: mucha paciencia, con grandes dosis de persistencia, y mucho amor; luchar con gran amor por lo que se aspira, y amar profundamente lo que se hace.

Para este proyecto han unido esfuerzos la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de La Habana, la Casa de África de la Oficina del Historiador de la Ciudad, la Casa de las Américas y la Cátedra de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) de Estudios Afro-Iberoamericanos de la Universidad de Alcalá.

Por Astrid Barnet

Licenciada en Periodismo: Universidad de La Habana (1976)

Graduada de Ingles de la Escuela de Idiomas Abraham Lincoln (1969); Universidad de Toronto, Canadá (1971); Curso de Perfeccionamiento/Actualización CECE (1988)

Como periodista, desde hace más de treinta años, ha participado en un gran número de eventos nacionales e internacionales de índole económica, política y académica en general. Entre ellos: eventos de la Brigada Venceremos (BV) en Cuba y Canadá 1970-1982; eventos diversos relacionados con la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC); eventos relacionados con la Paz y el Desarme —en el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos—, en la Asociación por la Unidad de Nuestra América (AUNA), en la UPEC, en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en el Centro de Estudios Martianos; diversas coberturas de prensa en Feria Internacional de La Habana (FIHAV), desde 1989 en que se inaugura el recinto ferial de Expocuba.

Colaboró en la confección del libro Cuba y la Defensa de la República Española (1936-1939), del Instituto de Historia del CC-PCC. La Habana, 1981, al igual que en investigaciones diversas sobre Historia de Estados Unidos y de Cuba para la Brigada Venceremos (BV) y durante misiones de trabajo periodístico. Desde 1971 publica trabajos sobre temas diversos en distintos órganos de prensa: revista Moncada (años setenta); en los diarios Granma; en Granma Internacional; Trabajadores; Opciones; revistas Cuba Internacional, Cuba Foreign Trade, de la Cámara de Comercio de Cuba, de la cual fue redactora publicitaria durante casi ocho años; editora de la revista AUNA (1995-1999), de la Asociación por la Unidad de Nuestra América, que presidiera el doctor Guillermo Toriello Garrido, ex Canciller de Guatemala durante el gobierno de Jacobo Arbenz. Fue reportera en el NTV, en las emisoras Radio Reloj, Radio Rebelde y en la revista informativa digital CUBAHORA. Actualmente colabora también en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), de donde es vice secretaria de su comisión de Prensa. Asimismo, escribe para la página digital Librínsula, perteneciente a la Biblioteca Nacional José Martí.

Desde 2011 es Profesora Auxiliar de la Universidad de La Habana. Ostenta como distinciones un Segundo Premio Internacional El Periodismo, como Instrumento de Lucha por la Paz en el Mundo (1988), convocado por el Club Primera Plana, de México y la Medalla Félix Elmuza, de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Añadir nuevo comentario