• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

¡Bienvenida la nueva edición de Martí, el Apóstol, de Jorge Mañach!

Por Astrid Barnet
Fuente CUBARTE 26.09.2016

José Martí a través de las manos del artista Kamyl Bullaudy
José Martí a través de las manos del artista Kamyl Bullaudy

Tarde de compromisos con el presente y el futuro, de presencia de Pinos Nuevos ávidos de conocimientos acerca de la vida y la obra de nuestro José Martí, fue la acontecida en la sede de la Sociedad Cultural José Martí, con la presentación del libro Martí, el Apóstol (1) del intelectual cubano Jorge Mañach.

El Premio Nacional de Ciencias Sociales y de Historia (2009 y 2010, respectivamente), doctor Pedro Pablo Rodríguez López (2), quien tuvo a su cargo dicha presentación, reflexionó y valoró la importancia que no obstante el tiempo transcurrido –publicado en 1933--, aún se refleja en Martí, el Apóstol, de Jorge Mañach, el que además de haber sido un escritor de reconocido prestigio en nuestro continente –al igual que un reconocido profesor universitario--, se destacó por sus estudios e investigaciones sobre la vida y la obra del Maestro.

“El título de su autoría Martí, el Apóstol, aún hoy constituye una obra de necesaria consulta por la profundidad de su análisis histórico-investigativo, al igual que por la exigencia y dedicación con que fue elaborada”, expresó Rodríguez López para rememorar seguidamente que “hubo una época en que varias personas escribieron en un sentido muy críticamente negativo sobre este libro; quizás esto explicara que pasaran muchos años para que se volviese a hacer una edición cubana y, a pesar de que todos aquellos que atrapaban el libro en una edición vieja quedaban encantados con aquella biografía. No olvido que en mi primer trabajo sobre Martí  --muy extenso, publicado en una revista cubana en 1970--, expresaba que para mí continuaba siendo Martí, el Apóstol, la mejor biografía que existía. Luego han aparecido otras, como la del escritor Luis Toledo Sande, editada por Ciencias Sociales en más de una ocasión y que recomiendo su lectura.

“Pero, sin lugar a dudas que Martí, el Apóstol es un libro (repito) que nos brinda muchos ángulos de Martí. Por ejemplo, la Conferencia Panamericana de Washington, cuando él comprendió clara y definitivamente algo que ya avizoraba, y era que Estados Unidos estaba dando pasos decididos con vista a su expansión y dominio sobre América Latina”.

Subrayó que “quizás le falta algo a este libro y es que quizás en él no se profundiza en que Martí no sólo fue un líder intelectual, sino mucho más. Hay que recordarlo en sus reuniones con los tabaqueros de Brooklyn –en su mayoría negros y mulatos--, quienes le llamaban Maestro, al igual que le calificaban como Apóstol, como Guía, calificativo que viene del siglo XIX. Esa capacidad tan extraordinaria de unir, de movilizar al sector más oprimido de la sociedad cubana --como fueron los negros, los antiguos esclavos--, de saber comunicarse con la sociedad rica de Nueva York, con los obreros cubanos emigrantes; un hombre capaz de atraer a la lucha revolucionaria a médicos cubanos ricos, a obreros socialistas (Carlos Baliño), a anarquistas (Ramón Rubiera); de convertir a un hijo de esclavos, como Juan Gualberto Gómez –a quien y en mi criterio personal considero el intelectual negro más brillante del siglo XIX cubano--, en su amigo de confianza y organizador revolucionario de la Guerra Necesaria; recordarlo junto a José Maceo –con una personalidad de santiaguero nato--, su estrecha amistad a él, desde Costa Rica donde se conocen…Esa extraordinaria capacidad martiana de liderazgo, de dirigente, de saber aglutinar hombres diferentes y de distintas clases sociales, de diversas ideologías es la que quizás, debió destacarse en este libro. Capacidad que, por suerte esta Revolución triunfante en Enero de 1959, siempre ha tenido gracias a la figura de Fidel Castro. Es la causa de la Revolución, del patriotismo cubano”.

Finalmente recalcó que “si escribiese una biografía la haría diferente; me detendría en algunos detalles pues realmente tengo algunas ventajas sobre Mañach a partir de todo lo que se ha escrito desde 1932 hasta la fecha, además de todos los elementos nuevos que se han dado referidos a la vida y la obra del Maestro. Si para su época esta obra fue interesante y aún continúa atrayendo lectores, hay que reconocer entonces en Mañach –y en estos momentos hago abstracción de diferencias políticas e ideológicas--, a un cubano que se preocupó por los problemas de su país.

“A Jorge Mañach agradezco este libro, porque los lectores de hoy lo continúan hallando atractivo y con una imagen muy completa de aquel hombre excepcional que fue nuestro Héroe Nacional José Martí. ¡Bienvenida, entonces, esta nueva edición de Martí, el Apóstol!”.

(1) Martí, el Apóstol. Editorial Nuevo Milenio. Sello Ciencias Sociales. La Habana, 2016.

(2)Dentro de la intelectualidad cubana, el periodista, historiador y ensayista doctor Pedro Pablo Rodríguez López, es una de las figuras más prominentes dedicada al estudio e investigación de la vida y la obra de nuestro Héroe Nacional José Martí. Su meritoria labor ha transitado desde hace años por diversas etapas, entre ellas, la de haber sido y continuar siendo profesor y forjador de mentes jóvenes preclaras en el pensamiento martiano. Su trabajo actual en el Centro de Estudios Martianos, al frente de un equipo dedicado a la confección de la Edición Crítica de las Obras Completas de nuestro Apóstol avalan (entre otras muchas razones), sus cualidades como ser humano, en especial su sencillez, honestidad y persuasión.

Por Astrid Barnet

Licenciada en Periodismo: Universidad de La Habana (1976)

Graduada de Ingles de la Escuela de Idiomas Abraham Lincoln (1969); Universidad de Toronto, Canadá (1971); Curso de Perfeccionamiento/Actualización CECE (1988)

Como periodista, desde hace más de treinta años, ha participado en un gran número de eventos nacionales e internacionales de índole económica, política y académica en general. Entre ellos: eventos de la Brigada Venceremos (BV) en Cuba y Canadá 1970-1982; eventos diversos relacionados con la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC); eventos relacionados con la Paz y el Desarme —en el Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos—, en la Asociación por la Unidad de Nuestra América (AUNA), en la UPEC, en el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), en el Centro de Estudios Martianos; diversas coberturas de prensa en Feria Internacional de La Habana (FIHAV), desde 1989 en que se inaugura el recinto ferial de Expocuba.

Colaboró en la confección del libro Cuba y la Defensa de la República Española (1936-1939), del Instituto de Historia del CC-PCC. La Habana, 1981, al igual que en investigaciones diversas sobre Historia de Estados Unidos y de Cuba para la Brigada Venceremos (BV) y durante misiones de trabajo periodístico. Desde 1971 publica trabajos sobre temas diversos en distintos órganos de prensa: revista Moncada (años setenta); en los diarios Granma; en Granma Internacional; Trabajadores; Opciones; revistas Cuba Internacional, Cuba Foreign Trade, de la Cámara de Comercio de Cuba, de la cual fue redactora publicitaria durante casi ocho años; editora de la revista AUNA (1995-1999), de la Asociación por la Unidad de Nuestra América, que presidiera el doctor Guillermo Toriello Garrido, ex Canciller de Guatemala durante el gobierno de Jacobo Arbenz. Fue reportera en el NTV, en las emisoras Radio Reloj, Radio Rebelde y en la revista informativa digital CUBAHORA. Actualmente colabora también en la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU), de donde es vice secretaria de su comisión de Prensa. Asimismo, escribe para la página digital Librínsula, perteneciente a la Biblioteca Nacional José Martí.

Desde 2011 es Profesora Auxiliar de la Universidad de La Habana. Ostenta como distinciones un Segundo Premio Internacional El Periodismo, como Instrumento de Lucha por la Paz en el Mundo (1988), convocado por el Club Primera Plana, de México y la Medalla Félix Elmuza, de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC).

Añadir nuevo comentario