• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Idania Betancourt: “La radio contamina”

Por Jaime Masó Torres
Fuente CUBARTE 22.08.2015

Realizadora artemiseña Idania Betancourt
La radio

Hablar del “bichito” de la radio me parece, cada vez que lo escucho, un tremendismo innecesario. Esos sentimientos artrópodos que algunos manifiestan y dicen públicamente me produce pena ajena.

Está claro que muchos se refieren, de manera metafórica, a las aptitudes que nacen con un ser y se van desarrollando en la medida que se descubren esas cualidades.

Pero si hay que hablar del “bichito” de la radio (expresión repetida hasta el cansancio) pues bienvenido sean quienes con una araña o un ciempiés por dentro se dedican a crear.

Los “infectados” por el “bichito” celebran en Cuba, cada 22 de agosto, el Día de la Radio. Un homenaje a los consagrados y a los novatos que echan por tierra aquellas ideas apocalípticas contra el medio.

Según Magda Resik: “la radio es un instrumento comunicativo muy portable que juega con algo que la televisión nos roba: el imaginario propio, la identidad propia, el individuo (…) La radio será un fenómeno como el teatro, porque no hay nada más hermoso que ese contacto en vivo, en directo, con los receptores; no hay nada más hermoso que esa certeza de que aquello que se nos está diciendo está naciendo en ese momento, en ese instante”. (1).

Hablar o no del “bichito” será cuestión de cada cual. Si el deseo por contar historias permanece, entonces dará lo mismo qué animal nos contamine. La radio permanecerá y lo ratifica todos los días el ejemplo de grandes figuras que dejaron su impronta en el éter y quienes desde un estudio radial dedican todo su tiempo a este medio.

En ese grupo de creadores está Idania Betancourt Hernández, conocida realizadora artemiseña y admirada no solo por su voz y carisma, sino por su consagración hace 36 años.

“Es una gran vida. Creo que desde que nací fue lo que siempre quise hacer. No empecé con dieciséis o diecisiete, empecé con ocho años de la mano de la profesora Rosa Martínez, gracias a ella estoy aquí. Como casi todos desde niña me gustaba cantar, bailar y todas esas cualidades las encaminé hacia el medio que más me gusta: la radio, así de sencillo”.

Idania Betancourt está valorada como una de las mujeres más integrales dentro de los medios de comunicación en la provincia occidental de Artemisa. No solo son sus años de experiencia los que le dan esa categoría, sino su destreza, sus habilidades para enfrentarse a un micrófono y dar lo mejor de sí.

Quizás por todo eso asume la responsabilidad de ser la Presidenta de la Cátedra de Locutores en este territorio o asumir con rigor la tarea de enseñar a los más jóvenes. Trabaja con niños y, en ocasiones, ha sido ella misma un niño más, ya sea en una novela o una aventura radial. También escribe para ellos, inspirada en la primorosa labor de la escritora pinareña Nersys Felipe.

Llegamos a Radio Artemisa y en el estudio número dos dialogamos con Idania Betancourt, interrumpiendo —brevemente— la grabación de uno de sus espacios. Su voz seduce, pero todavía más atrapa su carisma.

Dentro de la radio, todo, pero es la locución lo que más apresa a Idania Betancourt, ¿por qué razón?

Porque es el modo de comunicarme con esa audiencia maravillosa que tenemos. Es también el modo de llevarles la información de primera mano y porque me gusta mucho entregarme a ese pueblo.

Pero no es solo la locución lo que “atrapa” a Idania Betancourt, también se dedica a la actuación, escribe guiones, dirige algunos espacios… es mucho para una sola persona, ¿no lo cree?

Y si te dijera que todo lo hago con placer. Mira, la radio contamina y el que llega al medio quiere hacerlo todo, no solo por aquello de abarcar y querer más y más, sino porque el que le gusta la radio tiene ese deseo, esa ambición.

Por ejemplo, cuando interpreto algún papel en una novela, aventura… me estoy poniendo los zapatos de una persona necesitada, con problemas, quizás un ser feliz… encauso mi vida a través de eso: me he sentido la vieja de 86 años, el niño de ocho. ¿Ves? La radio es encanto, es fantasía y esa soy yo.

Casi toda una vida en Radio Artemisa. La emisora vine a ser ya la primera casa, aquí usted pasa la mayoría de su tiempo. Pero, ¿por qué exactamente esta y no otra estación?

Me aferré, me “aplatané”. Me gusta mi tierra, me gustan los míos. Soy artemiseña y cubana… Ves, eso me da deseos de llorar (Interrumpe). Aunque no faltaron las propuestas de trabajo en la capital y otros lugares, siempre hubo un motivo que me dejó aquí, aquí mismo donde estoy.

  

Añadir nuevo comentario