• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Cuba y su pueblo

La Revolución misma ha trascendido como mayor  hecho cultural del pasado medio siglo. Ella hizo retroceder los límites de lo posible y desató las actuaciones, las ideas, los sentimientos y las potencialidades humanas. La mayoría de los cubanos y cubanas salieron del mundo en que vivían, llenos de opresiones, miseria material, injusticias, mezquindades, falta de oportunidades y de escolarización. En un mismo proceso se apoderaron de su país y de sus condiciones de existencia, y fueron capaces de ir muy lejos en cuanto al cambio de sí mismos, sus relaciones, sus vidas y la sociedad. La revolución inspiró, exigió o permitió a las personas y grupos sociales mayoritarios lograr esas adquisiciones.

Las transformaciones prodigiosas, los hechos y los avatares de la revolución han sido el medio fundamental para el proceso de la cultura cubana desde 1959 hasta hoy.

La revolución de 1959 se apropió de toda esa fuerza cultural, sus símbolos y representaciones, porque ella la identificó como libertad y justicia verdadera para todos. La revolución se ganó esa confianza con sus hechos. La cultura popular cubana se ha mantenido en la base del socialismo cubano,  legitimándose mutuamente.