• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Matanzas

Matanzas
Matanzas

                                                                                                                

                                                                                                  
       Otros nombres: Atenas de Cuba, la Ciudad de los puentes.                                                                 

Fundada el 12 de octubre de 1693 con el nombre de San Carlos y San Severino de Matanzas, en un sitio privilegiado de la geografía norte de Cuba entre la desembocadura de los ríos Yumurí, San Juan y Canímar. Limita al Norte con el estrecho de la Florida, al noreste con la provincia de Villa Clara, al Sureste con la provincia de Cienfuegos, al Sur con el Mar Caribe y al Oeste con la provincia Mayabeque.

En la creación de la ciudad de Matanzas se manifiestan características que le proporcionan un carácter único en el panorama cubano. Es la primera urbe del país erigida bajo la voluntad estatal explícita en los documentos emitidos por el Rey de España y responde en su esencia a los principios político-militares de los siglos renacentistas y a la imperiosa necesidad de resguardar a la capital de un ataque enemigo por la retaguardia.

La nueva ciudad se fundó junto a la bahía y para ello se hicieron venir 30 familias canarias. Importante resultó también la construcción de un castillo que protegería a la población de los ataques filibusteros y daría empleo a los pobladores. Por la procedencia del núcleo fundamental de sus fundadores se le puede considerar como la ciudad primada de los oriundos de las Islas Canarias en América.

La ciudad de Matanzas bordea la bahía del mismo nombre. Está ubicada a unos cien kilómetros al este de La Habana. Por sus ríos, pasarelas y canales, los españoles la llamaron la Venecia de América.  Es una urbe costera por excelencia, tiene un total de 29 puentes. Por ello también se le conoce como “la ciudad de los puentes”.

                                              

 

 

 

Ciudad de Los Puentes

 

 

 

 

 

 

Puente de Versalles

 

 

 

 

 

Atendiendo a criterios urbanísticos utilizados en su diseño y fundación, la ciudad de Matanzas es considerada la primera ciudad moderna de Cuba. Su centro histórico urbano no ha sufrido modificaciones en su trazado desde la fecha de su fundación. Por ello, en 2013, su Centro Histórico fue declarado Monumento Nacional.

 

 

 

Centro Histórico de Matanzas

 

 

Durante todo el siglo XVIII Matanzas fue la única ciudad con esa categoría, en la vasta extensión entre La Habana y Villa Clara, pero no pasó de ser una aldea. En el resto del actual territorio provincial existió una red de instituciones eclesiásticas que determinaron puntos poblados como Guamutas, Guamacaro, Macurijes, y Hanábana entre otros.

El crecimiento de la industria azucarera fue génesis de la transformación económica de Matanzas en las primeras décadas del siglo XIX, cuando prosperó el comercio a través de su puerto, lo que unido al establecimiento de personalidades acaudaladas favoreció el desarrollo constructivo y urbano. Durante esta centuria Matanzas fue un sitio clave para la economía cubana por la industria azucarera. Tuvo una de las mayores concentraciones de esclavos del país. Resultó sitio privilegiado y acumuló por sí sola el esplendor de una buena parte de esa centuria.

 

 

 

Museo Farmacéutico

 

 

 

 

 

El poder económico de la naciente burguesía le permitió un impulso en el ámbito de las artes y las letras, la educación y la ciencia. Este desarrollo comenzó a partir de 1813, cuando la ciudad recibió los beneficios de la introducción de la imprenta. Se considera que en este año se inicia el Siglo de Oro de Matanzas. En 1835 se crea la Biblioteca Gener y Del Monte (Biblioteca Pública), a iniciativa de Tomás Gener y Domingo del Monte, dos prominentes figuras relacionadas con el fomento cultural local.

 

 

Biblioteca Provincial Gener y Del Monte

 

 

 

 

Por todo el esplendor cultural alcanzado en la Ciudad de Matanzas, el 17 de febrero de 1860, el entonces director del Liceo Artístico y Literario, Rafael del Villar la proclamó como La Atenas de Cuba, designación que se ha mantenido a través de los tiempos y hasta la actualidad.

La tradición musical de Matanzas ha sido notoria dentro de la cultura cubana. Baste recordar que fue allí donde se interpretó por primera vez el danzón (reconocido como el baile nacional de Cuba) y del cual derivan géneros tan populares como el danzonete, el chachachá y el mambo.

Músicos relevantes de origen matancero son Miguel Faílde (a quien adjudican el nacimiento del danzón), Aniceto Díaz (creador del danzonete, la versión cantada del danzón), Dámaso Pérez Prado (popularizó internacionalmente y compuso los mambos más conocidos como el “Mambo Nº 5”), Arsenio Rodríguez (tresero que revolucionó la ejecución del son) o Barbarito Diez (cantante considerado referente en la interpretación del danzonete), entre otros.

Es reconocido el trabajo de agrupaciones musicales como la Sonora Matancera fundada en los años de la década del 20, y Los muñequitos de Matanzas, que cuenta con gran reconocimiento internacional.

En el ámbito de la música afrocubana vinculada a la práctica religiosa y la Rumba como el Guaguancó y la Columbia también ocupa un lugar destacado por agrupaciones como Los muñequitos de Matanzas y Afrocuba. Las vertientes sonoras derivadas de las prácticas religiosas también ocupan lugares destacados, resultantes del fruto interpretativo de agrupaciones insignes como Los muñequitos de Matanzas y Afrocuba.

Matanzas ha dado a Cuba grandes poetas como Bonifacio Byrne, Agustín Acosta, José Jacinto Milanés (quien hizo el primer verso que consagra la cubanidad en general y la matanceridad en particular), además de tener a Carilda Oliver Labra, representante única de su estilo.

Otras destacadas personalidades que ha dado la provincia, por solo mencionar algunos, son: de Cárdenas, Virgilio Piñera, Rufo Caballero y Juan Padrón; de Perico, Dora Alonso y de Jovellanos, Manuel Navarro Luna y Celina González.

La academia Alberto Tarascó Martínez (Cataluña, España 1891-Matanzas 1952), fue muy importante para el desarrollo de las artes plásticas de Matanzas.

Al municipio de Cárdenas es conocida como Ciudad Bandera, por ser allí donde por primera vez ondeó la bandera cubana, el 19 de mayo de 1950, traída a la ciudad por el General de origen venezolano Narciso López. La enseña nacional fue izada en el edificio del actual hotel y restaurante La Dominica, en el que por entonces radicaba la Junta Municipal, por lo que era considerado como Casa de Gobierno. Al conmemorarse el 150 aniversario de este acontecimiento, el Edificio La Dominica fue declarado Monumento Nacional en el año 2000.

   

 

Teatro Sauto

 

 

 

 

 

Son, además, monumentos nacionales del territorio: el Teatro Sauto (Matanzas), el Castillo de San Severino, las Cuevas de Bellamar, el Museo Farmacéutico de Matanzas, el Palmar de Junco, Casa Natal José Antonio Echeverría (Cárdenas), el Edificio La Dominica,  el Museo Oscar María de Rojas (Cárdenas),  El Morrillo,  el Castillo de San Severino, la Cueva Grande de Santa Catalina, el Antiguo Ingenio Triunvirato, Playa Girón, la Finca La Ignacia y Caimito de la Hanábana.

 

Castillo San Severino

 

 

 

  

Museo Oscar María de Rojas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuevas de Bellamar

 

 

 

 

 

 

 

De las todas las provincias en que se encuentra dividida la isla de Cuba, probablemente sea Matanzas la que cuente con un mayor número y una mayor diversidad de atractivos turísticos; entre ellos el balneario de Varadero, ubicado la costa norte de la Península de Hicacos, resulta el más conocido y demandado en el mercado internacional. Constituye uno de los balnearios más famosos del mundo y el más importante de Cuba, no solo por sus atractivos naturales sino por su propia historia como centro de veraneo. Ha sido, históricamente, el segundo destino turístico más importante en la isla después de la Habana.

 

                                                

 

 

Playa Varadero

 

 

 

 

 

Resulta de gran atracción el Valle de Yumurí y el Cañón de Bacunayagua por la belleza de sus paisajes, las Cuevas de Bellamar con formaciones cristalinas de excepcional belleza, así como el atractivo entorno de la ciudad y su intensa actividad cultural.

 

 

Puente Bacunayagua

 

 

 

 

 

 

Otro atractivo de la provincia es la Ciénaga de Zapata, una de las opciones turísticas de mayor atractivo en el territorio, además de ser el paraíso por excelencia para los amantes de la ecología.

Otras primicias históricas en la provincia de Matanzas:

El Hospital de Santa Isabel, edificado en 1838, es la más antigua institución hospitalaria en activo de toda Cuba.

En Matanzas se celebró el primer juego oficial de béisbol en Cuba. Es por derecho propio la cuna de ese deporte y cuenta con el Estadio Palmar de Junco, que es el Estadio de béisbol activo más antiguo del mundo.

En fecha tan temprana como los inicios del siglo XX, en el Monumento al soldado desconocido, se enuncia e inscribe en bronce por primera vez la consigna “Patria o Muerte”.       

El primer museo creado por la Revolución fue el de Matanzas y el Museo Farmacéutico es único en su tipo en América.

Museo de Bomberos de Matanzas fue el primer Primer Museo de Bomberos en la Isla.

 

 

 

 

  

Exposición permanente en el Museo de los bomberos

 

 

 

DIRECCIÓN PROVINCIAL DE CULTURA DE MATANZAS

Video Promocional del Destino Turístico: Varadero, Matanzas, Cuba.