• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Holguín

Holguín 3
Holguín 3

   Otros nombres: Ciudad cubana de los Parques, la tierra del níquel  

Holguín es la tercera provincia más grande de Cuba, con una extensión que representa el 8,6 % de la superficie total de la isla. Limita al norte con el Océano Atlántico, al sur con las provincias de Granma y Santiago de Cuba, al este con la de Guantánamo y al oeste con la de Las Tunas. Cuenta con 14 municipios.

Aunque Holguín fue tradicionalmente una región agropecuaria, actualmente es una de las principales zonas industriales de Cuba. Llamada la tierra del níquel, su producción aporta el 20% de los ingresos económicos del país por concepto de exportaciones.

La provincia tiene una situación geográfica privilegiada, posee 350 km. de costas. Presenta hermosas playas e interesantes accidentes geográficos, como son las bahías de Gibara, Banes y Nipe, esta última la mayor de Cuba y considerada una de las mayores del mundo.

La ciudad de Holguín es la cabecera político administrativa, económica y sociocultural de la provincia. Antes de 1976 formó parte de la antigua provincia de Oriente. Históricamente es conocida como la Ciudad de los Parques, pero a fin de evitar la confusión con Bucaramanga (Colombia), que recibe también ese epíteto, se le suele denominar actualmente Ciudad Cubana de los Parques.

 

 

Parque Calixto García

 

 

 

 

 

 

 

Parque  Carlos Manuel de Céspedes

 

 

 

 

 

El turismo ha alcanzado un notable desarrollo en los últimos años. Es considerada el tercer polo turístico en importancia del país. Cuenta con muchos atractivos naturales y por excelencia una belleza inigualable en sus campos y playas. Guardalavaca, Esmeralda, Pesquero y Don Lino son playas de fama creciente, por su sólida infraestructura hotelera.

 

 

 

El Hato

 

 

 

El 4 de abril de 1545, se funda El Hato de San Isidoro de García Holguín al ubicarse García Holguín en la zona conocida como Cayo Llano, área en la cual hoy se levanta el Centro Histórico de la Ciudad.

En un proceso de intenso mestizaje nació la comunidad en Holguín, a sus habitantes se fueron sumando otros provenientes en su mayoría de Bayamo, Santiago de Cuba, Baracoa y Puerto Príncipe, pero además la fueron poblando españoles, en particular canarios, latinoamericanos, como los provenientes de Santo Domingo, y los traídos como esclavos de África, en mayor medida, congos y carabalíes.

En 1752, Holguín se convierte en la cuarta ciudad del país en obtener esta condición.

Conservados con su estructura arquitectónica colonial sus parques, como patrimonio de su identidad hace que sea conocida por la Ciudad de los Parques. El título viene de su estructura urbana, su centro está compuesto por cinco parques en bloque y en la línea paralela de norte al sur. Ellos son: el Parque Julio Grave de Peralta (Constituye el núcleo originario de la ciudad donde se asienta el Capitán García Holguín en el año 1545), el Parque Calixto García Iñiguez (parque central del municipio, es una expresión de la identidad de esta ciudad.), el Parque Carlos Manuel de Céspedes, el Parque José Martí Pérez y el Parque Rubén Bravo (conocido también como Plaza Mantilla).

 

 

Iglesia San José

 

 

 

 

 

Los parques de Holguín, no solo aquellos del centro, sino también los existentes en las diferentes zonas residenciales como el de Nuevo Pueblo, Vista Alegre, Luz y Peralta, constituyen espacios de solaz y relajación y ¿por qué no? de cultura.

A Don Francisco García de Holguín, le correspondió como premio por sus acciones en la conquista de México una merced real por la cual los territorios situados al sur del cerco, entre los ríos a los que llamó Fernando e Isabel hoy Jigüe y Marañón, que era la denominación dada por los aborígenes, pasaban a su propiedad. En el año 1545 García de Holguín, su esposa Doña Isabel Fernández de Sandoval y algunos seguidores fundan el primer caserío, para lo cual usaron a los indígenas de la zona. Los historiadores plantean que García de Holguín regreso a México donde poseía extensas propiedades muriendo en estas tierras.

A partir de este primer halo, se fueron formando a su alrededor los de Managuaco, Los Guazumas (Guásimas), Las Cuevas, Cayo Llano, etc. El 3 de abril de 1720, vísperas de San Isidoro, fue inaugurada la iglesia de este nombre, colocándola también bajo la advocación de nuestra Señora del Rosario, a la que se dedicó la capilla a la derecha del nuevo templo.

En 1752, Holguín se convierte en la cuarta ciudad del país en obtener esta condición. Ya hacia 1863 existían 76 ingenios, 753 vegas de tabacos y cientos de fincas rústicas atendidas por esclavos, lo cual muestra el crecimiento del término territorial.

Durante la llamada Guerra de los 10 años, Holguín fue una zona importante en las acciones durante la contienda. Se destacan figuras como Calixto García, quien logró establecer sitio a la ciudad, a pesar de su fortificación.

El turismo ha alcanzado un notable desarrollo en los últimos años y llegará a tener una apreciable importancia. Es considerada el tercer Polo Turístico en importancia del país. Cuenta con muchos atractivos naturales y por excelencia una belleza inigualable en sus campos y playas.

Son símbolos del territorio El hacha de Holguín, el himno holguinero (cuya música se atribuye a don José María Ochoa, notable compositor y músico) y el escudo de la ciudad.

La provincia cuenta con un red de 22 instituciones museables diseminada en los 14 municipios, las cuales se encargan de salvaguardar el patrimonio cultural y natural, difundiendo el conocimiento de nuestra identidad, tradiciones y cultura en general.

Dentro del patrimonio de Holguín son numerosos los monumentos que ostenta el título de Monumentos nacionales, título q otorga la omisión nacional de patrimonio. Ellos son, entre otros: La Casa Natal de Calixto García, la Periquera, San Ulpiano, el Farallón de Seboruco, la Cueva del Cubano Libre (Sao Corona), la Bahía de Bariay y su entorno natural, el Conjunto Monumentario Plaza de la Revolución, Mausoleo Mayor General Calixto García y el Bosque de los Héroes, el Cementerio Aborigen Chorro de Maíta,  el Centro Histórico de la Ciudad de Gibara,  la Casa del Teniente Gobernador, el Conjunto Histórico de Birán, el Puente Natural Bitirí, el Pico Cristal y Parque Nacional Alejandro de Humboldt (este último declarado Patrimonio Cultural de la Humanidad).

                                           

 

 

 

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

Dentro de los monumentos locales destacan: la Casa Natal de Rene Ramos Latourt, en Antilla;  la Loma de los Mates, Báguanos; las cuevas de Santa Rita y de los Cañones, Farallones de Seboruco, Mayarí; la Sierra de los Farallones de Gran Tierra, Moa y el Faro Cabo Lucrecia y Solapa del Camino de Yarin.

 

 

 

 

Catedral de San Isidoro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Construcciones religiosas de valor patrimonial en son: La Catedral de San Isidoro (cuyos antecedentes históricos marcan la fundación del pueblo de San Isidoro de Holguín. Es uno de los monumentos más excepcionales de nuestro pasado histórico, además desde el punto de vista urbano y arquitectónico constituye un hito) y la Iglesia de San José (inaugurada en 1819 por los católicos holguineros.  Conserva  en sus archivos los libros de asentamientos de los bautismos, matrimonios y defunciones de sus feligreses, del barrio Norte de la ciudad).

Entre las personalidades de las artes y las letras más destacadas en el territorio, de gran reconocimiento y trayectoria se destacan: Faustino Oramas "El Guayabero", Frank Fernández, Lalita Curbelo BarberánWilliam Gálvez, Luis Caisés y Cosme Proenza.

Las tradiciones culturales del territorio holguinero tienen su origen a partir de la transculturación producida entre las etnias aborigen, hispana y africana, estos dos últimos componentes representan los troncos básicos de este proceso; además influyen otros grupos étnicos que arribaron en el siglo XX del Caribe de habla inglesa y francesa, fundamentalmente jamaicanos y haitianos.

Dentro de las tradiciones festivas más antiguas, conocidas desde el siglo XVIII, se encuentran las fiestas patronales, los altares de cruz, los de mayo y las Romerías de la Cruz de Mayo, celebrada en la ciudad de Holguín; todas ellas con verdaderos antecedentes hispánicos en sus inicios, con posterioridad, la población criolla le imprimió su sello particular.

Los guateques campesinos son celebrados aún, donde la música tradicional es el son montuno, siendo el punto guajiro el de la décima, la música más antigua del campesinado, en la que los instrumentos de cuerdas llevan la voz cantante.

Se practican además las fiestas de culto sincrético. En Sagua de Tánamo se baila aún la tumba francesa que es de origen franco haitiana.

El órgano, instrumento musical introducido en el siglo XX, ameniza fiestas populares, existe en Holguín tradición en la construcción y ejecución de este. Hoy se han rescatado muchas de las mejores tradiciones culturales como los bailes de salón Lanceros Mayariceros y Lanceros Holguineros, entre otros.

El Casabe, legado aborigen que todavía está presente en la cultura culinaria holguinera y junto al lechón asado constituyen una típica comida cubana. Son la cestería, los tejidos con fibras vegetales y el a crochet las tradiciones artesanales más difundidas, hoy la talla en madera se destaca como elemento enriquecedor de la misma. La talla en madera aún enriquece las tradiciones holguineras.

A través de ella ha llegado una parte importante del acervo cultural de sus raíces y de otras generaciones cercanas que precedieron, lo cual se evidencia en el habla culta y popular del holguinero, en su refranero, en los agüeros y conjuros, leyendas y tradiciones. Todavía se habla de enterramientos de joyas y monedas, de la misteriosa ciguapa y de otros muchos mitos y leyendas que se enriquecen constantemente por las diferentes generaciones.

En 1790 surge la tradición del “Novenario de los Fieles Difuntos”, que acontece cada año del 2 al 10 de noviembre.

Ese mismo año surge la tradición de la Romería o Peregrinación de la Loma de la Cruz. Fundada por el Padre Franciscano Fray Antonio Alegría de la misión de Holguín.

En 1819 se inauguró la Iglesia San José. Este templo tuvo su origen en una pequeña ermita levantada en 1803 por los Padres Franciscano de Holguín y adquiere su forma actual en 1842, con el gobierno del teniente gobernador Garcerón y del Valls, en que se le construyó una hermosa torre, y se instaló en la misma el primer reloj público en Holguín, que perduró hasta 1868, fecha en que fue cañoneada la torre y el edificio. En 1940 fue declarada Parroquia Independiente.

El lugar más conocido de la ciudad es la Loma de la Cruz, con solo subir 458 escalones, es posible admirar la ciudad de Holguín y el paisaje que ofrece la pequeña elevación de 261 metros, vinculada a la historia de la ciudad.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Loma de la Cruz

 

 

 

 

 

 

 

 

El Cerro Bayado su anterior nombre pasó a ser un dato curioso ya que a partir del 3 de mayo de 1790, comenzó a conocerse como Loma de la Cruz. El proyecto lo realizó Vicente Biosca además de la capilla, la rotonda y la reconstrucción del fuerte colonial. La obra se comenzó el 28 de enero de 1927 y quedó concluida el 3 de mayo de 1950.

Ese día subió hasta su cima, donde colocó una cruz de madera el fray Francisco Antonio de Alegría dando inicio a una tradición religiosa: Las Romerías de la Cruz. Esta vieja tradición española rememoraba, según la Biblia el día en que Santa Elena, madre de Constantino el Grande encontró la Cruz del Calvario.

Las Romerías de Mayo constituyen una tradición del pueblo holguinero protagonizada por la Asociación Hermanos Saíz (AHS), cada año en el mes de mayo se conjugan la tradición y la modernidad para convertir de esa forma a la ciudad de Holguín en la Capital del Arte Joven.  Se realizaron hasta bien entradas la década del cincuenta. Es por esta razón que Oscar Albanés Carballo, amante de su ciudad, ideó la construcción de una escalinata. En la actualidad se ha retomado esta tradición y ha vuelto mayo a convertirse en un tributo a esta celebración muy holguinera.

Entre sus playas se destacan Guardalavaca, en forma de concha o ensenada, y Don Lino, conocida como la pequeña gran playa por la calidad de su arena y su corta extensión. También se destacan Playa Esmeralda y Playa Pesquero (Costa Verde), Guardalavaca, oferta a los vacacionistas una barrera coralina exuberante, interesantes acantilados y una curiosa vegetación. Para los amantes de la navegación, la Marina Gaviota Bahía de Naranjo ofrece facilidades de atraque a nueve embarcaciones.

Holguín recoge en el Museo Arqueológico Chorro de Maíta una amplia variedad de evidencias materiales de la cultura indígena elaboradas en oro o con la utilización de conchas, sílex y cerámica, entre las que figuran objetos únicos en Las Antillas. La instalación acoge una muestra única de los hábitos funerarios, con un cementerio aborigen donde se exponen al desnudo 56 de los 108 esqueletos encontrados en el sitio, donde también se localizó un ídolo en forma de cabeza de ave que representa al Dios Inriri Cahababayael.

En igual sentido figura el Museo Indocubano Bani, donde se exhibe un ídolo de oro, el primero que se encontró en la zona, mientras el Museo Provincial de la ciudad muestra como pieza única y preciada reliquia un hacha de piedra trabajada, que constituye en la actualidad el símbolo de la provincia.

Banes, Capital Arqueológica de Cuba, municipio que se encuentra ubicado en la provincia Holguín en la región oriental de Cuba.

Holguín, centro cultural rico en tradiciones e historia, tiene como capital provincial la ciudad de igual nombre, escenario de las Romerías de Mayo, la fiesta anual de la Cultura Iberoamericana Holguín.

 

DIRECCIÓN PROVINCIAL DE CULTURA DE HOLGUÍN

 

Video Promocional del Destino Turístico: Holguín, Cuba.