• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Granjita Siboney. Monumento Nacional

Cuartel General de los asaltantes al Moncada durante la trascendental gesta del 26 de julio de 1953.

A Ernesto Tizol, santiaguero, se le encomendó alquilar la granjita Siboney, pequeña finca de recreo a la salida de la ciudad de Santiago de Cuba, que aparentemente sería dedicada a la cría de aves.

En este sitio se protegieron uniformes, armas y automóviles. Desde aquí los combatientes revolucionarios salieron a hacer realidad el ideario martiano.

Se leyó el Manifiesto del Moncada y se escucharon las vibrantes palabras de Fidel dando continuidad histórica a la Protesta de Baraguá y exponiendo los principios y objetivos revolucionarios del nuevo movimiento: “…se levanta el espíritu nacional desde lo más recóndito del alma de los hombres libres. Se levanta para proseguir la revolución inacabada que inicia desde Céspedes en 1868, continuó con Martí en 1895 y actualizara Guiteras y Chibás en la época republicana”.

                 

Cortesía de la Vicepresidencia de Monumentos del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural

http://www.cnpc.cult.cu