• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Cienfuegos

Cienfuegos
Cienfuegos

 

Otros nombres: La perla del sur, Ciudad del Mar, Conocida también como la “ciudad de las cúpulas”.    

Fundada por colonos franceses procedentes de Burdeos, Filadelfia y Louisiana junto a la bahía de Jagua el 22 de abril de 1819. Constituye la más joven de las capitales provinciales del archipiélago cubano. Localizada en la región centro-sur de Cuba, a 250 kilómetros al sudeste de La Habana, limita al oeste y por el norte con la provincia de Matanzas, al este y el nordeste con la provincia de Villa Clara, al sur con el Mar Caribe y al suroeste con la provincia de Sancti Spíritus.

El nacimiento de la colonia de Fernandina de Jagua – llamada así en honor al Rey de España, en tanto conservaron el que le daban los aborígenes a esta comarca– se le atribuye a Don Louis D'Clouet, fundador y Gobernador Político y Militar de esta y su jurisdicción, designado por su majestad Fernando VII.  

 

 

Arco de triunfo

 

 

 

 

Miles de franceses se asentaron en Cuba a fines del siglo XVIII y principios del XIX, procedentes de la vecina isla de Haití. Entre sus aportes más valorados se encuentra la cultura cafetalera y precisamente la fundación de esta localidad.

En 1829 se le conceden El Ayuntamiento y el título de Villa y fue sustituido su nombre por el de Cienfuegos, en honor al Capitán General de la Isla, Don José Cienfuegos Jovellanos, que mucho había hecho por la Villa.

Es la única ciudad cubana que bajo la colonia española fue fundada por franceses, lo cual le da una singularidad increíble.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Parque Martí

 

 

 

Cuentan que al fundarse, se tomó como punto de referencia un árbol de Majagua, desde el cual se dibujaron las primeras manzanas que conformaron el núcleo de la población. En torno a ese punto, ubicado hoy en el Parque José Martí, antiguamente la Plaza de Armas, se agruparon las más importantes edificaciones gubernamentales, religiosas y domésticas del territorio con calles anchas y trazadas simétricamente.

El territorio cuenta con un producto turístico peculiar, en el que se destacan como elementos fundamentales el potencial náutico y sus ricas tradiciones histórico-culturales. Llama la atención tanto por el perfecto trazado rectilíneo de sus calles, como por el impresionante conjunto de valores histórico-culturales y arquitectónicos que conforman su centro histórico, declarado Monumento Nacional.

 

Estilo ecléctico de la ciudad

 

 

 

 

 

 

La ciudad conserva el atractivo principal en el centro histórico, conjunto de edificaciones que mantienen el ambiente tradicional y el valor de las construcciones, pues se ha logrado integrar las antiguas y las modernas, formando una unidad ambiental que la identifica dentro de las ciudades del siglo XIX, cualidad que se ha tenido en cuenta por los organismos internacionales para otorgarle la condición de Patrimonio Cultural de la Humanidad en 2005. Entre las razones del reconocimiento de la Unesco a la ciudad cubana aparece el cuidado, manejo, uso social y valores arquitectónicos y urbanísticos de la zona, dotada de un entorno preservado por años de arduo trabajo de rescate y conservación. Desde el 2003 le han sido adjudicados importantes premios de conservación y restauración a centros de significado cultural, histórico y turístico de la provincia.

Por su trazado, el refinamiento y buen gusto de las edificaciones, por su homogénea arquitectura de inspiración francesa, ecléctica en mayor grado, pero con una indeleble huella neoclásica, por su aire de modernidad y por su buen estado de conservación es una de las ciudades más bellas ciudades de Cuba y constituye hoy un sitio de tránsito obligado para la mayoría de los circuitos que recorren el país.

Además de ser una ciudad de excepcional belleza, Cienfuegos constituye una meca cultural en el centro de la isla, donde el arte y la arquitectura se integran y nacen de una historia rica de leyendas y tradiciones. Una historia que no ha carecido de grandiosas personalidades que han enaltecido y encumbrado el prestigio y la nobleza de esta ciudad señorial que se ha sabido preservar, a través de los años, gracias al empeño de esta ciudad de proteger, cuidar y conservar con mucho celo sus joyas, sus tradiciones y su identidad, que se ha enaltecido con el paso de los años.

En el Parque Martí se levanta desde 1902 el único Arco de Triunfo existente en Cuba y en su entorno se encuentran, entre otras construcciones de alto valor, la Catedral de Nuestra Señora de la Purísima Concepción (1819); el teatro Tomás Terry, uno de los tres más importantes de la Isla en el siglo XIX; y el Palatino, considerado el edificio más antiguo de la plaza.

                       

 

 

Teatro Tomás  Terry

 

 

 

  

 

Nuestra Señora de la Purísima Concepción

 

 

 

              

 

 

 

 

 

La ciudad cuenta, además, con el más extenso Paseo del Prado del país, el cual se extiende desde la entrada de la ciudad hasta el malecón y permite un rápido y fácil acceso a Punta Gorda y La Punta, animada zona residencial del extremo sur donde está enclavado el Palacio de Valle, joya arquitectónica del siglo XIX y monumento nacional y que constituye, además, la edificación más emblemática del territorio.

 

 

Palacio de Valle

 

 

 

 

A los pies del popularmente conocido como Castillo de Jagua surgió y se desarrolló el pintoresco poblado de pescadores El Perché, de indiscutible origen francés y tan atrayente para el turista como el cercano Cayo Carenas (en el centro sur de la bahía), un islote que antes fue sitio de veraneo de las familias acaudaladas de la próspera localidad marinera.

 

 

 

 

Bahía de Cienfuegos

 

 

Pequeñas playas bañadas por el Mar Caribe, como Rancho Luna y El Inglés, bordean el área urbanizada y constituyen sitios ideales para la práctica del buceo contemplativo, fundamentalmente en el tramo comprendido entre el canal de entrada a la Bahía de Jagua y Boca Ambuila, donde además de localizarse el famoso coral de columna Notre Dame (de seis metros de altura y bautizado así por su extraordinaria semejanza estructural con la famosa catedral parisina) existen más de 50 puntos de inmersión para bucear incluso en barcos hundidos.

En dirección este, el centenario Jardín Botánico de Cienfuegos (Monumento Nacional) ofrece al visitante una enorme colección de plantas integrada por alrededor de mil 450 especies, el 80% de las cuales son exóticas, y atesora una colección de palmas considerada entre las 10 más importantes del mundo.

Dos cementerios: el de Reina y el Tomás Acea forman parte también de los sitios de interés de Cienfuegos. En el primero, ubicado en las inmediaciones de Punta Majagua –sitio de fundación de la villa– se conservan nichos verticales, enterramientos característicos del siglo XIX. Posee hermosas esculturas y leyendas, por ejemplo: La estatua de La Bella Durmiente es muy famosa y posee una hermana en Génova, Italia, está considerada como la obra cumbre del arte funerario cubano del siglo XIX.

 

 

Cementerio Tomás  Acea

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cementerio Reina

 

 

 

De marcada influencia estadounidense, la necrópolis Tomás Acea, construida en la década de 1920, resalta por su monumental fachada, muy semejante al Partenón ateniense, y por haber sido concebida a manera de jardín, lo cual permite lograr una armoniosa integración entre los recintos funerarios y el entorno.

La laguna de Guanaroca, localizada al sudeste de la bahía y un sitio privilegiado para la observación de diversas especies de la fauna, forma parte también del conjunto de atractivos turísticos de la provincia de Cienfuegos; una relación que engrosan la Cueva de Martín Infierno –donde existe una estalagmita de 67 metros de altura considerada entre las mayores del planeta– y el Valle de Yaguanabo.

El parque nacional Mal Tiempo, en el poblado de Cruces, que rememora una de las batallas más importantes de la Guerra de Independencia librada contra la corona española (15 de diciembre de 1895) y el monumento al brigadier del Ejército Libertador cubano Henry Reeve, el Inglesito, localizado muy cerca de la zona de Horquitas, son otros dos lugares de mucho interés en el escenario cienfueguero.

Las cascadas del salto de agua de El Nicho, en el macizo montañoso Sierra de Trinidad, resultan por su parte un sitio ideal para los amantes del turismo de naturaleza y aventuras, al igual que la zona de Guajimico, apropiada también para la práctica del buceo. Mientras, a solo 23 kilómetros de la ciudad, las aguas minero-medicinales de Ciego Montero, con más de un siglo de exitosa utilización y probada eficacia, resultan muy apropiadas para fines balneológico-terapéuticos en un ambiente de tranquilidad y reposo.

Ubicado en Cayo Loco, el Distrito Naval del Sur es hoy el Museo Histórico Naval, que con el mar como elemento temático, aborda, entre otros asuntos, los acontecimientos del 5 de septiembre de 1957, fecha de una importante sublevación que ocurrió en la ciudad.

 

 

Museo Histórico Naval de Cienfuegos

 

 

 

 

 

 

 

 

Museo provincial de Cienfuegos

 

 

 

Otros atractivos significativos de la provincia son los vitrales de su catedral, los cuales se conciben como los más bellos de la época en el país y su Malecón.

Han sido declarados monumentos nacionales en el territorio: Catedral Nuestra Señora de la Purísima Concepción, el Teatro Tomás Terry, el Restaurante El Palatino,  el Museo Provincial de Cienfuegos, el Ayuntamiento, el Palacio Ferrer, el Palacio de Valle, el Club Náutico de Cienfuegos, la Fortaleza Nuestra Señora de los Ángeles de Jagua, el Hotel Jagua, El Parque de las Esculturas, la Necrópolis Tomás Acea, el Jardín Botánico de Cienfuegos.

 

 

Nuestra Señora de los Angeles de Jagua

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Jardín Botánico de Cienfuegos

 

 

 

 

 

 

 

 

Parque de Las Esculturas

 

 

 

 

Bartolomé Maximiliano Moré Gutiérrez, conocido popularmente como Benny Moré, y Arquímedes Pous, son dos de las figuras más importantes de la cultura en la provincia.

El Benny, conocido como “El bárbaro del ritmo”, es uno de sus símbolos más importantes de Cienfuegos. Excelente músico y compositor cubano. Fue una celebridad que inmortalizó el nombre de esta ciudad con su canción dedicada a Cienfuegos, que constituyó uno de sus mayores éxitos musicales. En el Paseo del Prado de esta ciudad, obra del artista plástico cubano José Villa Soberón, fue erigida en bronce fundido y a tamaño natural una escultura dedicada a este hijo ilustre de Cienfuegos.

 

 

Estatua de Benny Moré

 

 

 

Los cultos afrocubanos y las fiestas populares constituyen elementos representativos de lo más genuino y arraigado en la cultura popular tradicional de La Perla del Sur.

Como el evento Nacional de Sincretismo e Identidad Aggó Ilé, encuentro celebrado en el municipio cienfueguero de Palmira, cuna de tradiciones afrocubanas. Donde se realizan presentaciones de grupos folclóricos, proyección de piezas audiovisuales en torno a la temática analizada, ferias artesanales y salones expositivos se incluyen en la agenda de un certamen en homenaje a los afro descendientes.

Las leyendas y tradiciones de Cienfuegos, recopiladas y publicadas en 1919 por los investigadores Pedro Modesto y Adrián del Valle, pertenecen a tres épocas distintas. La de los siboneyes de Jagua en la época pre-colombina, algunas de ellas se basan en la mitología india; las tradiciones que tienen por épocas el descubrimiento y colonización de Cuba, y por último, las del período más cercano a la fundación y primeros años de Fernandina de Jagua. Estas son, entre otras: La Vieja de las Calabazas, AycayiaGuanaroca, AzurinaLa Venus Negra,La India Maldita,  El Cristo de la Vereda, La Dama Azul, Jagua y El Combate de las Piraguas.

En el ámbito literario se desatacan en la provincia figuras como: Don José María Buchaca y Freire, quien fundara, en 1845, el Real Colegio de Primera y Segunda Enseñanzas y de Literaturas y Bellas Artes; Clotilde del Carmen Rodríguez, primera persona en dedicarse a la poesía en Cienfuegos (fue también la creadora de la Bandera de Cienfuegos); Antonio Hurtado del Valle, uno de los primeros poetas cienfuegueros, cuyas poesías patrióticas, especialmente su canto guerrero A Las Villas, contribuyeron a dar esplendor a la poesía revolucionaria de la Guerra de Yara; Adelaida Sainz de la Peña y Mercedes Matamoros.

De los contemporáneos merecen especial mención el poeta D. Eduardo Benet Castellón, con cerca de 20 libros publicados; el doctor Pedro López Dorticós, orador, poeta y escritor brillantísimo; los doctores Bienvenido Rumbaut, José M. Vidal Fleites, Alberto Villa- Amil, Juan Francisco López García, Julia Consuegra, Rogelio Sopo Barreto, Adán Ros Pichs y Samuel Feijóo entre muchos otros.

 

 

 

Centro Histórico de Cienfuegos

 

 

 

 

 

 

 

 

Estatuas vivientes en el Boulevard de Cienfuegos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

DIRECCIÓN PROVINCIAL DE CULTURA DE CIENFUEGOS

 

Video Promocional del Destino Turístico: Cienfuegos, Cuba.