• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

Camagüey

Camaguey
Camaguey

 

   Otros nombres: Ciudad de los Tinajones.   

Santa María del Puerto del Príncipe fue una de las siete primeras villas fundadas por los colonizadores españoles el 2 de febrero de 1514. Es la provincia más oriental del centro de Cuba, la de mayor área y la más llana. Llamada también la Ciudad de los Tinajones por la proliferación de estos enormes recipientes de barro cocido. Limita al norte con el Canal viejo de Bahamas, y al sur con el Mar Caribe, al este con la provincia de Las Tunas y al oeste con la provincia de Ciego de Ávila. La provincia está compuesta por 13 municipios, es la más extensa del país y  la de menor densidad de población.

 

 

 

Tinajón

 

 

 

 

Originalmente estuvo enclavada en la costa norte de la región, en el lugar conocido como Punta Guincho, en la bahía de Nuevitas. Adversas condiciones geográficas hicieron que los colonizadores se mudaran hacia las márgenes del rio Caonao, pero la resistencia aborigen causó que nuevamente trasladaran la villa, esta vez hacia la confluencia de los ríos Tínima y Hatibonico, donde quedó definitivamente asentada.

Muy pronto perdió su nombre fundacional por Puerto Príncipe y enseguida por el actual Camagüey. De la voz arahuaca, se debe al cacique o cacicazgo Camaguebax, este nombre era usado desde el siglo XVI pero se oficializa a partir de 1898, a raíz de la independencia de España, tanto para la ciudad como para la provincia que había sido creada en 1878 como región militar por la República en Armas y comprendía también la actual provincia de Ciego de Ávila y una parte de Las Tunas.

Tiene una trama urbana singular formada por calles estrechas y tortuosas que invariablemente desembocan en plazas y plazuelas, donde aún se conservan edificaciones de sobresalientes valores histórico-culturales y arquitectónicos.

En la parte norte se encuentra el archipiélago de Camagüey Cayo Romano —el mayor del país—, Cayo Guajaba y Cayo Sabinal. En la parte sur se localizan los cayos, Jardines de la Reina. La principal Bahía está situada en el municipio de Nuevitas. Posee el 25% de todas las playas del país con aproximadamente 120 km. y cuenta además con la segunda mayor barrera coralina en el mundo.

El territorio posee una economía diversificada, con fuerte producción agroindustrial, centrándose su industria en la Ciudad de Camagüey, Nuevitas, Florida y Santa Cruz del Sur. Entre sus producciones se destaca la energía eléctrica, cementos, fertilizantes, las producciones mecánicas, de cervezas, rones y refrescos. La industria química, láctea y pesquera. Por sus extensas llanuras que ocupan casi la totalidad del territorio, tiene una importante actividad ganadera y azucarera fundamentalmente. Además del desarrollo del turismo que se concentra en la ciudad y en la playa Santa Lucía, a 110km de la capital provincial.

La ciudad es la tercera urbe cubana después de la capital y Santiago de Cuba. Está dividida su área metropolitana en 4 distritos político administrativos y consta de un centro histórico de 330 ha, que lo convierte en el más grande del país. Con características muy peculiares y por su alto valor histórico y arquitectural el centro histórico fue declarado en el 2008 Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. La parte declarada patrimonio abarca 54ha y el resto es considerado Zona de Protección, se habla de 80 manzanas con 7 plazas, 13 plazuelas, 6 templos católicos y 2843 inmuebles civiles y domésticos.

 

 

Casa de Gertrudis Gómez de Avellaneda

 

 

 

 

 

Calzada Casa Quinta Simoni

 

 

 

 

 

 

 

 

El trazado de Camagüey es el más asimétrico entre todas las villas fundadas por los españoles en Cuba, único ejemplo de su tipo en América. Según la tradición el laberíntico trazado de sus estrechas y sinuosas calles fue elegido por los fundadores para defensa del lugar de los ataques de corsarios y piratas. La ciudad está formada por un sistema de plazas y plazuelas que alcanzan el número de 30 y una veintena de iglesias que marcaban la jerarquía de ciertos espacios. En el concepto fundacional eran 5 plazas (la de armas en el centro y el resto posicionadas a los cuatro vientos),  alrededor de ellas las construcciones civiles siempre de una planta manteniendo así un perfil bajo y plano como la llanura camagüeyana. La arquitectura doméstica se caracteriza por casas con fachadas bajas, lisas y continuas, aceras muy angostas y quicios para acceder a las casas. De altos puntales, con patio interior, artísticas rejas y ventanas, sus típicos guardapolvos, los techos a cuatro o dos aguas, los colgadizos, las tejas rojas y los aljibes o tinajones en el patio. Las construcciones eran adornadas con columnas de varios estilos, los arcos para pasar de la sala al comedor y de las galerías al patio, la carpintería decorada con elementos barrocos, art deco y eclécticos, las pinturas murales para decorar los interiores, el zaguán muy bajo, las balaustradas de madera, y los aleros; que podían estar sobre las puertas o corridos en toda la fachada. Estos son muy importantes por ser originarios de la ciudad, sin antecedentes ni en la península ibérica ni en el resto de latinoamérica. La arquitectura religiosa con la diversidad de estilos propia de la época cobra mucha importancia por la cantidad de órdenes representadas, ya en el siglo XVIII la ciudad adquiere el título de ciudad de las iglesias, un dato curioso es que muchas de ellas junto con sus conventos fueron convertidas en escuelas después de 1959. Se destacan por sus valores la Catedral Metropolitana, donde se rinde culto a la Virgen de la Candelaria, patrona de la ciudad, las Parroquias de la Soledad, el Santo Cristo del Buen Viaje, la de Santa Ana, las Capillas de la Merced, el Sagrado Corazón de Jesús, la del Carmen y la de San Juan de Dios.

 

 

Iglesia de la Merced

 

 

 

 

 

 

 

Sagrado Corazón

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Otra característica de la ciudad son los numerosos callejones, algunos sin salida, otros muy angostos lo que hace muy difícil la circulación vial y la orientación del visitante. Entre los más celebres el callejón de la Miseria, mínimo como una postal y el callejón de la Funda del Catre, desembocando en la calle Rosario, seguramente el más estrecho del país.  El uso del barro y del ladrillo, la omnipresencia de los adoquines y los raíles del tranvía dan a la ciudad una imagen tan antigua que la hacen mágica y encantadora. Es una ciudad carente de fortificaciones militares, carente también de espacios verdes, los que se concentraban en los patios de las casas, y sus calles llevan nombres de mártires, apellidos españoles, de santos católicos y otros típicos de la época como los relacionados con el Vía Crucis y los padecimientos de Cristo.

Grandes tradiciones destacan a los moradores principeños, ellas son el alto nivel cultural, el buen hablar y la práctica del catolicismo. Los ciudadanos de esta región, como en todo el país, son amables, dados a ayudarse entre sí y especialmente atentos. Son por lo general, más reservados, desconfiados e individualistas que en el Oriente de la isla y más tradicionalistas que en el Occidente. El camagüeyano no se considera oriental, ni villareño o espirituano, ni occidental, conformando una subentidad propia, lo cual se valida  a lo largo de toda la historia.

Cuna de la primera obra literaria cubana, Espejo de Paciencia, escrita por Silvestre de Balboa en 1608; de poetas como Gertrudis Gómez de Avellaneda, Aurelia Castillo y Nicolás Guillén y pintores como Fidelio Ponce de León; de músicos como Luis Casas Romero, autor del Mambí y José González Alve, autor de “La amorosa guajira”; de Carlos Juan Finlay, eminente médico y científico, descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla; del escritor y pedagogo Enrique José Varona, de Salvador Cisneros Betancourt, presidente de la primera República en Armas; de Ana Betancourt de Mora, la primera que luchó por la igualdad de la mujer en Cuba.

Pero el hijo más ilustre es sin duda alguna el Mayor General del Ejército Libertador Ignacio Agramonte y Loynaz, orgullo de los camagüeyanos que son los únicos en Cuba que tienen como gentilicio el nombre de un héroe: agramontinos.

 

 

 

Parque Ignacio Agramonte

 

 

 

En el ámbito histórico debemos resaltar que la ciudad fue testigo de uno de los primeros intentos independentistas, en el año 1826 encabezado por Francisco Agüero y luego en 1851 por Joaquín de Agüero, quien liberó a sus esclavos en 1843, los dos intentos aplacados por el gobierno español y sus líderes asesinados: los primeros ahorcados en el Parque Agramonte y los segundos fusilados en la actual Plaza de Méndez. Fue una región muy activa en las guerras de independencia, en la lucha clandestina contra las dictaduras de Machado y Batista y aportó muchos hombres a las tropas guerrilleras. Sin embargo lo más significativo es que la región fue la sede de las tres primeras Asambleas Constituyentes, la de Guáimaro, Jimaguayu y la Yaya.

 

 

 

Ballet de Camagüey

 

 

 

 

 

 

 

 

 

      

En el orden cultural juega un papel muy importante: tuvo el primer canal televisivo fuera de la capital, posee la segunda compañía de ballet clásico de Cuba, el Ballet de Camagüey, además de varios grupos de Danza folclórica, tradicional, y moderna, coros, grupos teatrales, y galerías de arte. Tiene la primera universidad creada en el país después del triunfo de la revolución, hoy ya son 5 y sedes universitarias en los 13 municipios. La ciudad es sede de importantes eventos culturales como el Taller Nacional de Crítica Cinematográfica, el Festival Nacional de Rap, El Festival Nacional de Animación, el Festival Internacional de Danza y el Festival Nacional de Teatro de Camagüey.

Visitar esta urbe representa la posibilidad de disfrutar del San Juan camagüeyano, una fiesta popular surgida entre 1725 y 1728 y que hoy se celebra entre los días 24 (día de San Juan) y 29 de junio; degustar platos típicos de la cocina local como el Ajiaco camagüeyano, el tasajo o la montería, o acercarse al quehacer de una joven generación de talentosos ceramistas para conocer, de primera mano, una ciudad considerada como un importante centro cultural y científico de la nación.

Otra importante tradición es la Procesión del Santo Sepulcro, que cuenta con siglos de practicarse y rescatada nuevamente en 1998 gracias a Monseñor Adolfo Rodríguez Herrera, arzobispo de Camagüey (EPD). La procesión se realiza cada viernes santo y consiste en llevar el Santo Sepulcro hasta la Catedral Metropolitana, escoltado por el arzobispo, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y el pueblo que la sigue, cantando canciones religiosas.

 

 

 

Museo Casa Natal Ignacio Agramonte

 

 

 

 

Lugares de interés: las Casa natal del Mayor General Ignacio Agramonte, héroe de la primera gesta independentista; del Poeta Nacional, Nicolás Guillén; del eminente científico Carlos J. Finlay, y de las poetisas Gertrudis Gómez de Avellaneda y Aurelia Castillo; así como el Teatro Principal, sede del afamado Ballet de Camagüey, fundado en 1967, y de la Orquesta Sinfónica Provincial en 1961; o el Casino Campestre, el mayor de los parques construidos dentro de una ciudad cubana.

No podemos dejar de mencionar el Festival de Teatro de Camagüey, que se inauguró hace 14 años, iniciativa del Conjunto Dramático de Camagüey y del dramaturgo y teatrista, ya fallecido, Rómulo Loredo Alonso. Este festival se celebra cada año, con lo que se  espera que la festividad constituya un aporte en el recuento y valorización de nuestro teatro actual, con la representación de la mayoría de los Grupos de Teatro de toda la Isla.

 

 

 

Teatro principal de Camagüey

 

 

 

Ballet de Camagüey. Convertido en la segunda compañía de Cuba, al fundarse en el año 1967, bajo la guía de la agramontina Vicentina de la Torre. Ha incursionado en importantes escenarios de Europa y América. Su repertorio incluye todas las obras tradicionales hasta las más atrevidas vanguardias.

El Ballet Folklórico de Camagüey tuvo como antecedentes a varios grupos de toda la provincia, que abordaron la cultura popular tradicional y el folklore. Su  misión es proyectar una labor profesional en el arte folklórico, que aglutine a las tradiciones músico-danzarias de esta provincia.

Dentro de su repertorio nos complace contemplar las manifestaciones músico-danzarias entre las cuales podemos citar: las afrocubanas, el hispano cubano, el complejo de la Rumba, el espiritismo, los bailes de Salón, los bailes populares cubanos y todo el complejo del Son.

 

 

Plaza San Juan de Diós

 

 

 

 

 

 

 

 

Plaza del Carmen

                                              

 

 

 

DIRECCIÓN PROVINCIAL DE CULTURA DE CAMAGUEY

 

Video Promocional del Destino Turístico: Camagüey, Cuba.