• Icono de YouTube
  • Icono de Google Plus

CUBARTE

todo

Inaugurada Edición 57 del Premio Literario Casa de las Américas 2016

Por Dr. Roberto Fernandez Retamar
Fuente CUBARTE 19.01.2016

Premio Literario Casa de las Americas 2016
Premio Literario Casa de las Americas 2016

“El premio de los certámenes no ha de ser para la mejor oda, sino para el mejor estudio de los factores del país en que se vive”, escribió José Martí en su ensayo Nuestra América (1), y es en este pensamiento de uno de los hombres más grandes de todos los tiempos, que se cimienta desde su creación el Premio Casa de las Américas que otorga nuestra Casa continental, la de todos los americanos, dispuestos a cerrar filas junto “a los oprimidos”, junto a quienes “había que hacer causa común para afianzar el sistema opuesto a los intereses y hábitos de mando de los opresores” (2).

Es así cómo en esta ocasión, Edición 57 del Premio Literario Casa de las Américas 2016, se dieron cita cerca de una veintena de intelectuales —escritores, críticos, ensayistas y pensadores—, procedentes de la América Latina y del Caribe quienes, según palabras del escritor Jorge Fornet: “Tendrán a su cargo la valoración, entre otras, de más de 130 obras de Teatro; de unos cuarenta libros de Ensayo y de 221 obras del género Cuento (récord de participación en la historia del Premio), además de otras dirigidas a los géneros de Literatura brasileña, Literatura en francés o creol y al Premio de Estudios sobre las Culturas Originarias de América”.

El también Director del Centro de Investigaciones Literarias de la Casa anunció la presencia en el certamen, el próximo martes 26, del ex presidente uruguayo José Mujica junto a su esposa, la senadora Lucía Topolansky, al igual que reiteró el jueves 28, como fecha de entrega de los Premios Casa 2016.

Los miembros del jurado tendrán a su cargo la tarea de evaluar los textos en concurso durante siete días en Cienfuegos y, paralelamente a ello, tendrán también la oportunidad de participar en la vida cultural de esa ciudad e intercambiar con sus escritores. Asimismo, en dicha provincia del centro del país, se presentarán por vez primera los títulos premiados durante el pasado certamen (2015).

De manera adicional a esas actividades, el lunes 25 será inaugurada una muestra expositiva que, a partir de los fondos de la colección Arte de Nuestra América Haydee Santamaría, tendrá como eje central el vínculo entre el humor y el dibujo. Esta exposición tiene también el objetivo de rendir homenaje al destacado humorista gráfico e historietista Quino, a propósito de la celebración del cincuentenario de su más afamado personaje: Mafalda.

Por su parte, el reconocido novelista colombiano Santiago Gamboa —quien integró en el 2005 el jurado de novela del Premio—, tuvo a su cargo las palabras inaugurales del certamen y para ello seleccionó fragmentos de Hotel Splendide: “(…)¿Qué es eso del talento? A veces lo imagino como una estatuilla de piedra guardada al fondo de esa “caja negra” que, también imagino, está al interior de cada ser humano. Si pudiéramos abrir varias de esas cajas veríamos que solo en una o dos de cada cien, o de cada mil, encontramos esa anhelada estatuilla. (…) El talento es un don de la naturaleza, pero es necesario ponerlo en práctica, usarlo para que exista. Implica una corresponsabilidad y, al igual que ciertos conceptos morales, está basado en el libre albedrío. En términos de Lezama: es un movimiento de fuerzas coincidentes, expresadas en dos frases: “Nos vienen a buscar”, que debe ser completada con: “Salir al encuentro”. Por eso usar el propio talento implica un riesgo y es, a la vez, un logro”.

Presidieron la inauguración del certamen Abel Prieto, asesor del Presidente del Consejo de Estado y de Ministros; Miguel Barnet, presidente de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) y Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas.

La presente Edición de este certamen literario se dedica al Uruguay, y de ese país sudamericano nos visita el narrador, poeta y ensayista escritor Ramiro Sanchiz (Montevideo, Uruguay, 1978). Por vez primera en la Isla, y formando parte del jurado de Cuento del Premio Casa de las Américas. Licenciado en Filosofía y Letras por la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Educación. Ha participado en encuentros, coloquios y residencias dentro y fuera de su país, como la III Edición del Congreso de Nuevos Narradores Iberoamericanos (España, 2010); el Primer Coloquio Literatura y Margen: Mario Levrero (Argentina, 2013) y Lima Imaginada (Perú, 2015). Fue jurado en la categoría “relato gráfico” de los Fondos Concursables para la Cultura (MEC), de Uruguay, en 2012. Sanchiz preparó para el Fondo Editorial Casa de las Américas el volumen de su autoría Antología de narrativa nueva/joven uruguaya.

A Cubarte expresó sentirse “fascinado y a la vez muy feliz con la tarea que debo emprender a partir de hoy: la lectura de una buena cantidad de cuentos participantes, al igual que tendré la oportunidad de divulgar algo sobre la literatura de mi país, sobre todo autores contemporáneos. Por otra parte quisiera venir a escribir a Cuba, analizando (por supuesto) la influencia de este contexto en mi escritura”.

Natalio Hernández. Poeta y ensayista náhua y azteca (Ixhuatlán de Madero- México, 1947).  Fundó la Asociación de Escritores en Lenguas Indígenas, de la cual fue su primer presidente. Preside la Fundación Cultural Macuilsochitl y es miembro de la Academia Mexicana de la Lengua. Es profesor del Programa México nación Multicultural de la Universidad Nacional Autónoma de México. Ha merecido los premios Nezahualcóyot de Literatura en Lenguas Indígenas y Bartolomé de las Casas. Integra el Consejo Organizador Mundial y preside el Comité Organizador Local del Primer Encuentro Mundial de Poesía de los Pueblos Indígenas, “Voces de colores para la Madre Tierra”, que se realizará en México, en octubre del presente año.

“Esta es la segunda oportunidad que visito Cuba y, en específico, la Casa de las Américas. La primera ocasión se produjo en 1992 con motivo del Premio de Literatura de Lenguas Indígenas de América, cuando viajé acá en representación del profesor mexicano doctor Miguel León Portilla —mi amigo y maestro desde hace casi cuarenta años—; y en esta segunda formo parte del jurado que lleva a certamen los títulos relacionados con el Pensamiento indígena contemporáneo y su perspectiva en el presente siglo. Perspectiva que considero maravillosa. Es el caso de Bolivia, que considero como el acontecimiento socio-político y cultural más importante de los últimos tiempos y que, afortunadamente, aún continúa vivo. A mí me impresionó muchísimo el que luego de cinco siglos de explotación colonizadora tomase el poder en ese hermano país un Aymara como Evo Morales, al frente de una revolución de gran envergadura, y en una nación donde el 80 por ciento de su población es aymara y quechua. El colonialismo no concluyó con la independencia en los países de nuestra América pero, en el caso de Bolivia, sí resulta evidente. Evo está abriendo una ventana de diálogo intercultural para  celebrar la diversidad en el siglo XXI y Casa de las Américas, en particular, abrió la ventana de los pueblos originarios de nuestra América en 1992, a propósito de los 500 años de la presencia de Europa en América”.

Eduardo Rodríguez Rodríguez (Lalo): Narrador, editor, ensayista, artista visual y traductor puertorriqueño (La Habana, 1960). Máster en Literatura General y Comparada por la Universidad de París III. Desde 1987 es Catedrático Asociado del Departamento de Humanidades de la Universidad de Puerto Rico. Ha impartido conferencias y charlas en países como Argentina, Canadá, Chile y Estados Unidos, y ha participado en exposiciones individuales y colectivas dentro y fuera de su país. Ganó el Premio de Ensayo Juan Gil Albert-Ciutat de Valencia (2006) con Los países invisibles (2008), y en el 2013 obtuvo el Premio Rómulo Gallegos con la novela Simone.

“Formar parte del Jurado Casa de las Américas lo considero una magnífica oportunidad de estar en contacto con lo que se está produciendo en el orden literario en América Latina y el Caribe. Como perspectiva inmediata, próximamente saldrá un libro de ensayo de mi autoría titulado Intemperie.”

Gildardo Londoño Mejía (Armenia, Colombia) Médico (r) Escritor y editor. Visita por vez primera nuestro país y se presentó a Cubarte, “como un ciudadano de nuestra América que decidió asistir a las actividades convocadas por la presente edición del Premio Casa de las Américas; a la vez que para conocer al ex mandatario uruguayo Pepe Mujica a quien dedico uno de mis libros y, para donar algunos de mis libros a la biblioteca de esta institución cultural tan relevante para este continente.

“He realizado algunas compilaciones de materiales biográficos como son los casos, por ejemplo, del ex presidente uruguayo Pepe Mujica, del actual mandatario ecuatoriano Rafael Correa, del inolvidable Ernesto Che Guevara y del jefe guerrillero colombiano Rodrigo Londoño Echevarría (Timoschenko).

“En lo que respecta al volumen titulado Reflexiones sobre 200 años en Colombia que acabo de donar a la Casa de las Américas, es una compilación histórica de informaciones relacionadas con el conflicto colombiano. Y es que la violencia en mi país no se inició con las FARC, al respecto hemos tenido una serie de guerras civiles y actos de violencia que aún no han concluido. Ahora se lleva a cabo el proceso de conversaciones entre las FARC-EP y el Gobierno colombiano, un posible paso de desescalamiento del conflicto, pero de todos es sabido que esto no traerá en modo alguno consigo su solución, pues para que ése concluya deben y tienen que desaparecer las injusticias sociales entre otros problemas. Colombia es un país donde las desigualdades sociales son muy profundas. Un pequeño núcleo poblacional es el dueño del casi 90 por ciento del capital financiero y productivo de todo el país —al igual que ocurre en todas las naciones capitalistas—, y una inmensa mayoría viviendo en la más absoluta pobreza, miseria y desamparo.

El doctor Juan León Alvarado, embajador de Guatemala en Cuba, es un amigo cercano de la Casa y su presencia en la Casa de las Américas es frecuente, sobre todo en las actividades relacionadas con las culturas originarias, al ser un intelectual perteneciente al pueblo Maya-Quiché, y de representar además un pilar para abrir puentes y espacios de saberes entre culturas.

“Mi encuentro con Cuba tuvo lugar el 26 de julio del 2012, y marcó un hito muy importante en mi vida sobre todo por el conocimiento del proceso revolucionario que se lleva a cabo en este país desde hace más de cinco décadas con sus logros, sus éxitos, los beneficios que ha aportado a la sociedad de esta Isla y, en especial, su visualización de que el ser humano es lo más importante. Y fue a partir de este contexto que decidí iniciar un trabajo con todas las instituciones culturales aquí, como ha sido la Casa de las Américas —la que considero la más prestigiosa institución de este continente—, donde trabajó un buen tiempo el intelectual guatemalteco Manuel Galich, junto a otros compatriotas amigos solidarios con Cuba y su Revolución. Es por ello que desde el inicio de mi labor como diplomático en este país constituyó una feliz obligación el llegar a conocer y ampliar nexos con esta institución.

“Seguidamente nos dimos a la tarea de continuar profundizando en la promoción sobre la vida, la historia y los conocimientos —mostrados anteriormente por el profesor Galich—, de Nuestros primeros padres, y todo ello coincidió con mis propósitos, prácticas y objetivos de siempre: luchar junto a los más desposeídos, pobres, olvidados y excluidos de este continente. Y en este gran universo se incluyen a los pueblos indígenas originarios. Entre ellos está el pueblo maya de Guatemala. Es así cómo con esta labor de acercamiento a la Casa hemos tratado de fortalecer, profundizar y redescubrir principios, valores, visiones, cosmovisiones, aportes científicos de estos pueblos a la humanidad; pueblos, en algunos momentos, excluidos de nuestra historia o completamente olvidados, pero que ahora comienzan a surgir y resurgir.

“Igualmente estimo que el programa de la Casa de las Américas referido al estudio y profundización de la cultura de los pueblos originarios de nuestra América, ha logrado un gran salto cualitativo; algo que no considero tan sólo por la contribución que ha hecho y que continuará haciendo nuestra Embajada, sino también porque existe una profecía que anuncia que “ha llegado el tiempo de los mayas y el tiempo de los pueblos indígenas”. Un tiempo de despertar, un tiempo en que todos los países de América Latina, del Caribe y del mundo son capaces de hablar sobre nuestros Primeros padres, y coincide a la vez esta acción con personas como este servidor, oriundo del pueblo maya. De esta forma Cuba, como país pluricultural, está conociendo nuestras culturas y, en especial, durante la celebración de certámenes literarios como este. ¡¡Vamos a conocer a los pueblos indígenas!!”

 

Notas

(1) José Martí: Ensayo Nuestra América. Antología mínima. T. 1. Editorial de Ciencias Sociales. Instituto Cubano del Libro, La Habana, 1972.

(2) Ibídem.

Retamar

Por Dr. Roberto Fernandez Retamar

Nace en La Habana el 9 de junio de 1930. Se graduó de Bachiller en 1947 en el Instituto Edison, después de terminar sus estudios trabajó como profesor auxiliar en el mismo centro. Ese mismo año comenzó a colaborar con poemas en revistas juveniles. En 1948 abandona la carrera de Arquitectura e ingresa en Filosofía y Letras. Participa en actividades en la formación de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo (1951) y obtiene el Premio Nacional de Poesía con su libro Patrias (1949-1951). En 1954 se doctora en Filosofía y Letras. Obtuvo por oposición una cátedra de Lingüística en la Universidad de la Habana.

Cursó estudios en La Sorbona y en la Universidad de Londres. Invitado por la Universidad de Yale para ofrecer un curso sobre Literatura hispano-americana, toma clases con René Welleck. Colaboró en Les Lettres Nouvelles, Esprit, Europe, Les Lettres Francaises, Orígenes, El Nacional, Triad, Nuestro Tiempo, Lunes de revolución, Bohemia, Cuba, Cuba Socialista, Poesía de América, Siempre!, fue coeditor de la revista Unión. Impartió conferencias sobre Literatura hispanoamericana en las universidades de Praga y Bratislava. Fue director de Nueva Revista Cubana. Se ha desempeñado como profesor de la Escuela de Artes y Letras de la Universidad de La Habana y presidente de la Casa de las Américas. Realizó actividad diplomática como Consejero Cultural de Cuba en Francia entre 1959-60 y se ha desempeñado como Diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Consejo de Estado. En 1998 es designado como Presidente del Consejo Asesor de la Oficina del Programa Martiano. Textos suyos han sido traducidos a diversos idiomas. Ha sido reconocido con: el Premio Latinoamericano de Poesía Rubén Darío, Premio Internacional de Poesía Nikola Vaptsarov de Bulgaria, el Premio Internacional de Poesía Pérez Bonalde, de Argentina y con la Medalla oficial de las Artes y las Letras, otorgada en Francia, en 1998 le otorgan en Argentina la Orden de Mayo.

Premio de la Crítica Literaria por:
Aquí, 1996.

Es nombrado el 10 de junio del 2008 como nuevo Director de la Academia Cubana de la Lengua. Este mismo año fue merecedor del Premio ALBA de las Letras, por su consagración, de manera sostenida, al engrandecimiento del patrimonio cultural de América Latina y el Caribe.Ostenta la Orden Félix Varela , Medalla Alejo Carpentier,la Orden Juan Marinello,y Orden José Martí.

 

 

Añadir nuevo comentario